Institucional   Adjuntos   Subsedes   Página principal
Web Institucional Web Adjuntias Web Subsedes Web Prensa Web Contacto Página de inicio Consultas Mapa del sitio
             
Web Defensoria aplicación Defensoría
 
  Derechos Sociales   Derechos Humanos y Seguridad   Derechos Políticos   Derechos Urbanos   Derechos del Trabajo   Derecho al Deporte   Derechos de la Juventud  

El Defensor del Pueblo presentó un Amicus Curiae para que no le quiten el hijo a una madre

Depositphotos_9839004_S

El Defensor del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires, Alejandro Amor, presentó un Amicus Curiae en favor del interés superior del hijo de María Belén Francesconi, quien reclama a la Justicia argentina que no permita que su primogénito, de 8 años de edad, sea repatriado por la fuerza a Estados Unidos.

En los autos caratulados “R., M.A. C/ F., M. B. S/ REINTEGRO DE HIJO” (EXPTE. 50482/2009), Amor solicitó que antes de tomar cualquier decisión se debe “oír la voz del niño, tener en cuenta su opinión al momento de tomar cualquier decisión respecto de las cuestiones que se discuten en autos y atender a su interés superior más allá de cualquier otro conflicto que pueda suscitarse entre los adultos. Ello, toda vez que el niño tiene derecho a vincularse con ambos progenitores, pero la revinculación con uno de ellos no puede basarse en la extinción del vínculo con el otro”.

Asimismo pidió que en el proceso de vinculación de M.A.R con su padre “se arbitren los medios necesarios a fin de garantizar el derecho que le asiste al niño a ser oído y a que se tengan en cuenta sus deseos, intereses, necesidades y afectos. Estas pautas deben ser las que han de primar a la hora de tomar decisiones que involucren su futuro y, en definitiva, su vida.” Y que se garantice en dicho proceso la continuidad del vínculo de M.A.R con su madre y hermana, “a cuyo efecto se debería dar intervención a la Cancillería argentina, para así asegurar la eliminación de todo obstáculo legal que impida que la señora Francesconi pueda viajar y radicarse legalmente en los Estados Unidos. De ser necesario, se requiere gestionar el retiro o cese de las acciones penales interpuestas en contra de la señora Francesconi y que impiden que la misma se constituya con su hijo en el mencionado país”.

M.A.R nació en 2008, en Miami, Estados Unidos. Es hijo de María Belén Francesconi (argentina) y Miguel Reyes (chileno, nacionalizado estadounidense). En agosto del mismo año, a los 4 meses de edad del niño y en un esquema de violencia intrafamiliar, Belén viajó con él a Argentina con un permiso de 5 meses.

De acuerdo al relato de Francesconi, una vez en Argentina, ante la posibilidad de un esquema familiar más saludable, y una situación económica muy dificultosa del padre del menor en EE.UU., ambos padres acordaron telefónicamente que se quedaran ella y el niño en el país. Reyes llegó a consentir esto en un correo electrónico, y aceptó que el niño obtuviera la ciudadanía argentina.

Posteriormente, Reyes cambió de opinión y solicitó el retorno del niño a Estados Unidos.

La Justicia argentina resolvió que el niño (en ese entonces de 2 años) debía volver a Estados Unidos con su madre, porque estaba en Argentina sin el consentimiento de su padre. Esto se cristalizó en una sentencia de la CSJN de diciembre de 2010, en donde se exhortaba a las partes a negociar.

Por distintos motivos, ajenos a su voluntad, Francesconi nunca pudo concretar ese viaje.

Así las cosas, en 2012, Reyes demandó en Estados Unidos a Francesconi por tenencia, y la justicia de aquel país le dio el 100% de la tenencia al padre, situación que priva a la madre de poder estar con su hijo. Esto fue planteado en la justicia argentina, que manifestó que esto era incompatible con lo resuelto en este país, por lo que exhortó al juez de EE.UU., sin obtener respuesta.

En 2013, Reyes denunció a Francesconi por “secuestro internacional”, lo que dio lugar a un pedido de captura en EE.UU. en su contra, y en un pedido de extradición que actualmente tramita en la justicia argentina.

En diciembre de 2015, la CSJN determinó que debía someterse al menor a un proceso de revinculación con su padre por 3 meses. De revincularse, volvería con su padre a EE.UU. y de lo contrario, regresaría con un pariente de la madre. El niño está atravesando ese proceso, con síntomas físicos serios y un detrimento a su psiquismo, como acreditan numerosos informes psicológicos.

“Cabe destacar que María Belén Francesconi ha manifestado ante los profesionales de este organismo que acepta la posibilidad de volver a USA con su hijo (y su beba de 8 meses), pero  Reyes se niega a colaborar solicitando que se levanten los cargos en su contra, lo que hace imposible el regreso, en un intento por precipitar que el niño vuelva sólo con él y que su madre no pueda verlo hasta su mayoría de edad”, explicó Amor.

La familia vive actualmente un momento desesperante por el temor de que el niño pierda todo contacto con ellos. Por eso recurrieron al Centro de Atención de Niñez, Adolescencia, Género y Diversidad de la Defensoría del Pueblo.

Fecha de publicación: 24-05-2016

Archivos Archivo de Noticias
Certificado Iso www.defensoria.org.ar
Portal oficial de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Venezuela 842 (1095) - Teléfono: 4338-4900 (líneas rotativas) 0810-333-36767
Correo electrónico: consultas@defensoria.org.ar
Días y horarios de atención: lunes a viernes de 10:00 a 18:00 horas
Facebook
Twitter

página de inicio
mapa del sitio